Hoy os traigo un truquito que me enseñó mi madre (santas madres… cuantas cosas tenemos que aprender de ellas…), y que es muy útil para el verano, aunque seguro que muchos lo utilizaremos todo el año!

Se trata de hielos de café! Es una cosa muy sencilla, pero puede ser muy útil para no aguar el café y que esté la mar de fresquito.

 ¿Qué necesitamos?

cb_hielos_cafe1
cb_hielos_cafe_vacio
cb_hielos_cafe_relleno2
cb_hielos_cafe_relleno

-Café

-Cafetera

-Cubitera

-Congelador

 

¿Cómo lo hacemos?

Es tan fácil como hacer café, o utilizar el que nos sobra de la cafetera de la mañana. Llenar la cubitera con el café y meterla en el congelador. Pasadas unas horas… Listo! Ya tenemos nuestro hielos de café!

Podemos utilizarlos para el café, para helados, etc.

cb_hielos_cafe_cubitera
cb_hielos_cafe_corazon
cb_hielos_cafe_vaso
cb_hielos_cafe_vaso2

A tener en cuenta…

-Es mejor utilizar el mismo café tanto para los hielos como para el café que vamos a tomar, ya que así estamos bebiendo (sabor, olor, color, etc.) exactamente lo mismo.

-Igual que hemos hecho hielos de café también lo podemos hacer con otras bebidas, como la limonada, zumo de naranjas… se trata de congelar la bebida en la cubitera y utilizarlo cuando queramos una bebida bien fresquita!

Hielos de Café
No te olvides de votar!
Te ha gustado?
2.5Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.